martes, 7 de febrero de 2012

Rincones prohibidos.

Tarde en mi dibagacion



Encontre paz en mi dormida conciencia
Danzando con recuerdos y dolencias
Danzando con dolor y presencias.

Mi mirada oscura como las mentiras
Apuntando al rincón casi neutro en mi ataúd,
Blanco marchito como su finalidad.

¿será que podre llenar
De ambrosía y compañía,
De mis deseos a los cuales debo la vida?

Saltaron mis espejuelos al ver
Que tal siniestro me contraatacaba
Con imágenes, con verbos,
Con reproches y anhelos,
Antiguos pero, ¿quien olvida no desea
y quien desea no olvida?

Mi miedo fue tal, ¿como?
Ser presa de si mismo
Entre las tardías veredas de la simple,
Simple proeza de los recuerdos.

Siguió, mi o su tortuosa trampa
Parecía ya mi entorno teñirse de gris,
Como divisaba papiros en las noches
Que solía reprochar a las ninfas.

El vació de este rincon, la represión,
De un viajero al evitar una avenida
¡Oh! Suave tormento en tus labios muero
Te suplico con mi vida
Apiádate de mi y de mis sueños.

El sol cobarde, el que me abandono por la tarde,
Cerro esta serie de mortandad
Y refuto mis miedos a la brisa,
Brisa que me acompaño a la desdicha,
Al valle que ocultaban las cordilleras
De mi vida en algunas penas.





Published with Blogger-droid v2.0.4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada